Las Gaviotas en Venecia

Gaviotas, el olor a puerto, maletas,

salimos de la estación de tren con emoción y alegría.

caminamos bastante, pasamos por puentes donde suspiramos,

miramos el cielo y escuchamos las gaviotas,

venecia nos recibía,

salimos a recorrerla con pasión,

la plaza san marcos y sus violines,

el olor a helado de fresa,

los laberintos por donde nos perdimos,

miramos los escaparates y escuchamos música clásica,

nos comunicamos con la luna,

y en silencio recorrimos el centro.

no hay nada más hermoso que confundirse con los citadinos,

soñar no cuesta nada,

soñar y creer,

porque la vida se abre paso a medida que te retas,

la inspiración de un camino,

las góndolas y los canales,

los cánticos que van y vienen,

asi es venecia,

 

Comentar

Publicado en Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge